Sunday, July 31, 2011

Segunda pregunta a Fundación Rick Hansen

Gracias por el envío de un e-mail a la Fundación Rick Hansen.

Por desgracia, la respuesta que le envió no incluye una cifra para el porcentaje de fondos que se gasta en una cura para lesiones de la médula espinal.

Rick Hansen ha viajado por todo el mundo hablando de lesiones de la médula espinal, por lo tanto, usted tiene derecho a saber la respuesta a esta pregunta.

Sé que no es suficiente, pero por el momento, le insto a escribir de nuevo con una pregunta muy simple para demostrar que usted no está satisfecho con su respuesta.


Si no puedes usar la planilla proporcionada para enviar tu correo electrónico, por favor presiona aquí.



Thursday, July 28, 2011

Por favor envía una pregunta al nuevo Director Ejecutivo de Fundaciones Rick Hansen

Últimamente ha habido muchas deliberaciones en la comunidad de los lesionados en la médula espinal acerca del compromiso con una cura para la lesión de médula espinal (LME) por parte de una de las más grandes y mejor financiadas organizaciones globales que lidian con la LME, la Fundación Rick Hansen (RHF) y sus filiales, el Instituto Rick Hansen (RHI) y la Colaboración Internacional en Descubrimientos Reparativos (ICORD).

Por qué se necesitan tres organizaciones con sus propias instalaciones y personal, no lo sé, y no es el punto del blog de hoy.

Básicamente, la RHF financia tres áreas de trabajo: calidad de programas de vida, investigaciones traslativas en cuidado de gente con LME, e investigaciones traslativas para una cura de la lesión de médula espinal. Aquí es donde comienza el debate.

A medida que la ciencia para una cura se acerca a su meta (ver una lista de ensayos clínicos globales) muchos creen que una gran organización como la RHF debería estar invirtiendo más dinero e influencias en dicha meta, especialmente cuando una cura para la lme es uno de los objetivos de la RHF. Define su objetivo muy claramente: "Un mundo sin parálisis después de lesiones de médula espinal."

Seré claro, formo parte del grupo que cree que la RHF podría hacer más por una cura. ¿Por qué creo esto?

Al ver una lista de trabajos científicos recientespatrocinados por el RHI y la lista deinvestigadorese investigacionesen ICORD, no me parece que la regeneración del sistema nervioso central (SNC) esté recibiendo mucha atención.

Pero antes de criticar quiero más información acerca de cómo se dividen los fondos recaudados por la RHF y, más al grano, cuánto se invierte en regeneración del SNC para sacarnos de nuestras sillas.

Te invito a enviar un correo electrónico (usando la planilla a continuación) al sr. Art Reitmayer, el nuevo Director Ejecutivo de RHF, a felicitarlo por su nombramiento y por el  25o aniversario del Tour Mundial del Hombre en Movimiento de Hansen, y a hacerle una pregunta muy específica: ¿qué porcentaje del dinero está invirtiendo la RHF directamente para curar la parálisis?

No te preocupes si no eres canadiense. Rick Hansen ha recorrido el mundo para crear conciencia acerca de la LME y puedes donar a la fundación desde cualquier país del mundo. De hecho, si recibo una respuesta y me siento satisfecho de que una buena cantidad de dinero se está invirtiendo en una cura, ¡voy a hacer una donación!

Translator: Melissa González


Esta campaña ha terminado
Y ver la Parte II



/////////////////////////////////

Por favor responda a mi importante pregunta.
Para: Sr. Art Reitmayer, Director Ejecutivo, Fundación Rick Hansen (RHF)

Cc.
Sres. Rick Hansen y Lyall Knott, Co-presidentes, Junta Directiva de la RHF
Sr. Jim Watson, Secretario, Junta Directiva de la RHF
Sr. George Gaffney, Tesorero, Junta Directiva de la RHF

Junta Directiva de la RHF
Sr. Matthew Bosrock
Sra. Sally Douglas
Sr. Perry Goldsmith
Sra. Amanda Hansen
Sr. Jonathan Kallner
Sr. Tod Leiweke
Sra. Sue Paish
Sr. Peter Ufford
Sra. Christine Day

Sr. Bill Barrable, Director Ejecutivo, Insituto Rick Hansen

Dr. Tom Oxland, Director Interino, ICORD

En el 25o aniversario del viaje heroico de Rick para curar la parálisis me gustaría felicitarle por su reciente nombramiento como Director Ejecutivo de la Fundación Rick Hansen. Si Rick creyó, hace veinte años, que una cura para la parálisis era posible, la RHF debería sentir que una cura es ahora inevitable a la luz de los recientes progresos científicos.

Siendo una persona preocupada por la lesión de médula espinal (LME) creo que el nombramiento de un nuevo Director Ejecutivo en un momento tan importante le permite a la RHF acelerar su avance hacia una cura. Como todos sabemos una cura no llegará solo gracias a la esperanza, sino a través de trabajo arduo, perseverancia y del apoyo de la ciencia.

Sin embargo, me preocupa que la RHF haya perdido un poco el enfoque hacia la búsqueda de una cura para la lesión de médula espinal. Mi preocupación radica en la información publicada tanto en el sitio de la red del Instituto Rick Hansen como de ICORD (ambos establecidos y fundados por la RHF). Al leer esta información no veo a la regeneración del sistema nervioso central (SNC) como la principal prioridad de ninguno de estos dos grupos.

Por lo tanto me gustaría pedirle que me provea el porcentaje de los fondos que la RHF está invirtiendo en regeneración del SNC y en una cura para la LME.

Estoy consciente de que el trabajo en cuidado y calidad de vida es importante para aquellos que viven con LME, pero una cura que demuestra estar a nuestro alcance es igualmente importante y es de hecho la forma suprema de cuidado o calidad de vida.

Gracias por leer esto y espero una respuesta a mi pregunta en el futuro cercano.

Friday, July 15, 2011

Noela Vallis en mi mente – Entrevista a la Sociedad de la Médula Espinal de Nueva Zelanda

From 13 March 2011 StemCells&AtomBombs: Noela Vallis on my mind - Interview Spinal Cord Society New Zealand Inc.


Lo que desearía ver es un futuro en el que si te rompieras el cuello o la espalda, recibieras tratamiento durante unas semanas, y después volvieras al trabajo. Exactamente igual que si te hubieras roto un brazo o una pierna.” ~ Noela Vallis ~

logo
Logotipo de la Spinal Cord Society New Zealand
No puedo quitarme a Noela Vallis de la cabeza, y creo que me ha retado a considerar unas formas de intentar  lograr una cura, que nunca antes había considerado.

¿Qué haces si estás intentando hacer algo que nunca habías hecho antes, y no estás dispuesto a suplicar al gobierno que haga algo que tú sabes que no va a financiar de ningún modo? Os contaré lo que Noela Vallis hizo, pero antes, dejadme decir unas palabras acerca de lo que es intentar tratar con otras personas que están buscando una ‘cura’.

He enviado un montón de emails a diferentes investigadores y organizadores que se ocupan, o se supone que se ocupan, de investigar la cura de lesiones de la médula espinal, y a excepción de unos pocos (quienes también os presentaré en un futuro próximo), nadie me contestó jamás.

Así que me quedé estupefacto cuando envié un email a la Sociedad de la Médula Espinal de Nueva Zelanda, pidiendo una entrevista con su Presidente, Noela Vallis, y obtuve una respuesta en menos de dos horas diciendo que mi email le había sido reenviado a ella. Me quedé aún más sorprendido, cuando recibí un email suyo, diciendo que estaría encantada de hablar conmigo. “Dame tu número", me dijo. Supe que me había encontrado con una persona muy distinta.

Ahora, antes de continuar, permitidme que os cuente quién es ella. Se trata de una mujer de setenta años (me lo dijo desde el primer momento), que hace veinticinco años constituyó una organización para combatir la parálisis, después de que su marido quedó paralizado tras un accidente en una carrera de lanchas a propulsión. Su organización acaba de conseguir la autorización para realizar ensayos clínicos en Nueva Zelanda, empleando Células de Glía Envolvente Olfatoria (OEC, también conocidas como células gliales olfatorias), cultivadas en la nariz del paciente e implantadas en su médula espinal dañada, para curar su lesión en la médula espinal.

Podéis encontrar más información sobre sus ensayos  visitando su sitio web o viendo una entrevista con todos los miembros importantes.

Si pudieron hacer que el hombre llegase a la luna," empezó a decir ella, y supe que había encontrado alguien con quien disfrutaría hablando durante una hora. Desearía haber podido hablar con ella durante diez horas, porque hubieran sido diez horas riendo y aprendiendo.

Y con su teoría del ‘hombre en la luna’ empezó a luchar por una cura cuando nadie creía que fuera posible y “los últimos cinco o seis años nos han mostrado que es claramente posible curar las LME.”

¿Cómo lo ha hecho? Además de viajar por todo el país hablando con distintos grupos, dice, “Trabajo durante cuatro o cinco horas al día, y después simplemente me siento en la cocina de 7 a 11 PM y reúno el dinero y hablo con la gente.” Aunque es muy modesta respecto a este tema, tú sabes que ella es la persona que ha hecho posible todo esto, y sin recibir un céntimo del gobierno. “Si hubiera intentado hacerlo con ayuda del gobierno, habría habido demasiados trámites burocráticos.”

Durante los primeros diez años, reunió dinero y lo envió para la investigación que se llevaba a cabo en América, y entonces un día se dijo que, aunque se encontrase una cura en América, “no todos podéis ir allí para curaros”. Así que salió, arrancó el coche, y dijo, "¿qué demonios voy a hacer?"

Y así, de una manera muy práctica que encaja con su personalidad, se puso a organizar una cura en Nueva Zelanda.

Necesitaba un investigador, así que encontró una, reunió los 290.000 $, y la envió a Alabama en julio de 1999, para aprender sobre una cura para la lesión de médula espinal durante dos años. Cuando la investigadora regresó, la Sra Vallis se dio cuenta de que no tenía sentido tener un investigador, pero no un lugar en el que investigar, así que construyó un laboratorio de investigación. La Construcción comenzó en febrero de 2002 y terminó en mayo de 2003. Le costó 128.000 $, y a continuación reunió otros 1.500.000 $, para equiparlo.

Ella hace que parezca bastante fácil, y escuchándola crees que realmente lo es, pero puedo imaginarme que no lo fue. Llamó a  los clubes Rotarios para pedirles ayuda, y a instituciones de mujeres, y obtuvo mucha ayuda de los consorcios de juego, que financian deportes, educación, y caridad con sus máquinas de póker.

Nada más empezar, nos dijeron que tendríamos que hacer estudios con ratas durante cinco años. Bueno, ellos llevan estudiando con ratas durante cuarenta años y lo único que han conseguido es matar a un montón de ratas.” También me dijo por dónde podían meterse sus ratas, pero yo no os diré por dónde. Su laboratorio no ha realizado estudios con ratas. Ella me dijo que su laboratorio fue organizado para hacer una cosa – prepararse para ensayos clínicos con el fin de curar las lesiones de médula espinal.

Sabiendo que tanto las células OEC, como las células de la médula ósea, han demostrado ser seguras en otros estudios, ellos han empleado su tiempo no en matar ratas, si no en depurar y mejorar sus técnicas para hacer crecer las células, una vez extraídas de los sujetos.

Después de lidiar con el comité ético multi-región y de tener bloqueado su protocolo para ensayos clínicos durante cuatro años y ocho meses, la Sra Vallis contraatacó.  Reunió un grupo de doce políticos, y me puedo imaginar que utilizó su encanto con ellos. “Si no consigo la autorización, haré público todo. Todo el bloqueo a nuestros ensayos para curar a las personas con lesiones en la médula espinal." Dos meses después, consiguió la autorización, y en junio deberían comenzar los ensayos.

Sabemos que no será un milagro”, dijo, “pero los ensayos deben empezar en algún momento. Esto no es crear falsas esperanzas, si no que los ensayos científicos son una parte de la cura de lesiones de la médula espinal.”

Ella me ha enseñado que hay más de una forma de matar pulgas (o ratas).

¿Estás interesado en ayudar para mantener estos ensayos?

Por favor,haz una donación  a la Sociedad de la Médula Espinal de Nueva Zelanda. 


Translator: Pierre-joseph López Ardisana

Wednesday, July 13, 2011

FEDERACIÓN EUROPEA DE LESIÓN DE MÉDULA ESPINAL



DECLARACIÓN ACERCA DE LA INVESTIGACIÓN REGENERATIVA
DE LESIÓN EN LA MÉDULA ESPINAL JUNIO DE 2011

Alrededor de 2,5 millones de personas viven con una lesión en la médula espinal (LME) globalmente. En Europa al menos 330.0001 individuos sufren de la condición, con aproximadamente 11.000 nuevos casos cada año. Aparte de las desastrosas consecuencias sociales y humanas2, una recomendación del Consejo de Europa
(REC 1560 (2002))3 destaca el enorme costo económico4 en el que se incurre y concluye que “los estados miembro del Consejo de Europa deben realizar mayores esfuerzos conjuntos con el fin de apoyar y financiar las investigaciones en esta área.’’

La Federación Europea de Lesión de Médula Espinal (o ESCIF, por sus siglas en inglés) se ha comprometido a apoyar y promover las investigaciones de LME desde su fundación en marzo de 2006. La federación ha estado activamente involucrada en la iniciación de proyectos de recopilación de información entre sus miembros y ha colaborado con profesionales e investigadores de LME en esfuerzos de investigación europeos. Los estatutos de la ESCIF subrayan el apoyo de la federación a investigaciones que mejoren la calidad de vida de la gente que vive con LME – pero no mencionan las investigaciones en recuperación funcional. En 2006, en Europa, la posibilidad de una “cura” para la parálisis parecía un prospecto bastante remoto.

Desde entonces, sin embargo, la neurociencia ha realizado avances significativos hacia la cura de la parálisis de manera que cierto grado de recuperación funcional es ahora una meta realista. Muchas líneas prometedoras de investigación están actualmente siendo sometidas a ensayos clínicos alrededor del mundo y muchas más se están preparando para ir a ensayos humanos. Para poder promover descubrimientos científicos y su traducción exitosa a humanos, un apoyo substancial, financiamiento e infraestructura son esenciales.

Nosotros, la ESCIF, representando a cientos de miles de personas que viven con LME en toda Europa, apoyamos firmemente la investigación regenerativa de la lesión de médula espinal para ayudar a revertir la parálisis en esos millones ya lesionados, y en aquellos que lo estarán en el futuro.

Por lo tanto urgimos a los estados miembro del Consejo de Europa, a la UE y a los estados miembro de la UE que apoyen e inviertan en la investigación regenerativa de la lesión de médula espinal al 


Aumentar el financiamiento para los aspectos básicos, traslativos y clínicos de la investigación regenerativa de la lesión de médula espinal.

Posibilitar la traslación oportuna de líneas prometedoras de investigación del laboratorio al paciente a través de suficiente financiamiento, infraestructura eficiente y redes colaborativas.

Facilitar la adopción de regulación y legislación apropiada para permitir una traslación eficiente y oportuna de líneas prometedoras de investigación sin comprometer la seguridad y ética del paciente.

Establecer e implementar un Plan de Cura de Lesión de Médula Espinal, haciendo de la cura de LME una prioridad nacional y transnacional.

Por último, se debe recordar que la investigación regenerativa prometedora en el campo de la lesión de médula espinal también contribuirá a la investigación para otras condiciones neurológicas tales como esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica, enfermedad de Parkinson y enfermedad de Alzheimer.

El Ejecutivo
FEDERACIÓN EUROPEA DE LESIÓN DE MÉDULA ESPINAL
www.escif.org

Contacto: president@escif.org

1 Fuente: Recomendación 1560 (2002) 1 /Consejo de Europa Towards concerted efforts for treating and curing spinal cord injury (Hacia esfuerzos conjuntos para el tratamiento y la cura de la lesión de médula espinal)
2  Las consecuencias de la lesión de médula espinal incluyen: pérdida del uso de extremidades, pérdida de sensibilidad, pérdida de control de los intestinos/vejiga y de la función sexual, además de dolor neuropático intratable, espasticidad y riesgo de infección, inhabilidad de respirar (en lesiones cervicales superiores)
3 Recomedación 1560 (2002) 1 /Consejo de Europa op.cit.
4 Costo generado por la LME: ‘’En los Estados Unidos, los costos agregados de la lesión de médula espinal han sido estimados en US$9,73 billones al año’’. Fuente: Recomendación 1560 (2002)1 / Consejo de Europa op.cit.

Translator – Melissa González

Friday, July 8, 2011

No hay una forma “guay” de sufrir una lesión de la médula espinal… ¡pero esto es de locos!


From 03 March 2011 StemCells&AtomBombs: There's no cool way to suffer a spinal cord injury...but this is crazy!


Me perdonaréis esta diatriba.

Nunca he escrito ninguna en este blog, pero ahora mismo estoy listo para ello. Acabo de volver del hospital de ver los resultados de mi última RM (resonancia magnética). Esta RM se hizo para determinar si mi ‘lesión de la médula espinal’ viene originada por lo que se conoce como MAV (Malformación Arteriovenosa). Esto ocurre cuando las arterias y las venas de la médula espinal (o del cerebro) se enredan entre ellas, causando una hemorragia. Entonces, esta hemorragia comprime la médula espinal, causando así la parálisis. No es muy común, pero ocurre.

Aparentemente no tengo una MAV, según mi doctor. Esto es una buena noticia, porque significa que no tengo una bomba haciendo tic-tac dentro de mi cuerpo que quizás podría volver a explotar en un punto más alto de mi médula espinal y causarme una cuadriplejía/tetraplejía. Pero también es una mala noticia, porque indica que nadie sabe realmente qué me ocurrió.

Sé que es de locos pensar si quiera en ello, pero siento que mi lesión de la médula espinal es menos “guay” que la de los demás.

Imaginadme en mi reunión de apoyo a los supervivientes de lesiones de la médula espinal (LME) (a las que, si me conocéis, sabéis que no asisto).

Asesor LME: Bien grupo, hoy me gustaría que compartieseis el horror que os causó esto.”
LME 1: “Me ocurrió jugando al rugby.
LME 2: “Me ocurrió en una carrera de F1.”
LME 3: “Bueno, no me gusta alardear de ello, pero mis amigos y yo estábamos en una fiesta salvaje, y me lesioné cuando intentaba saltar borracho al río.”
Dennis: ¡Sólo mala suerte!
Asesor: Dennis, es mala suerte para todos, por favor, compártelo con el grupo.”
Dennis: “¿Eres imbécil? ¡Acabo de hacerlo! Por supuesto que es mala suerte para todos, claro que lo sé, no soy idiota. Mi caso fue de verdad sólo mala suerte. Nadie sabe qué me pasó”.
Por supuesto ahora será inminente mi expulsión del grupo, por dar un puñetazo en la cara al asesor.

Volviendo a casa del trabajo me he encontrado con unas señoras mayores en la calle.
Mi mujer siempre me dice que no tengo que contarles todo, porque son cotillas. A mí, sin embargo, me gustan estas señoras, porque siempre han sido simpáticas conmigo y siempre han tenido un “buenos días” para mí, así que siento que les debo alguna explicación. Estas mujeres mayores (en realidad no sólo señoras mayores) me han visto jugando en la calle con los hijos de los vecinos durante años, y ahora me ven en una silla de ruedas. Por supuesto que van a preguntarme.

Chico de la estación de tren: “¿Qué demonios te ha pasado? ¿Un accidente haciendo deporte?” mientraImaginándomeMientras me imagina corriendo por el campo de rugby intentando hacer un ensayo, cuando soy placado desde atrás.
Dennis: Tuve una hemorragia en alguna parte de la espalda.” Y le dejaría rascándose la cabeza.

Señora mayor 1: “¿Qué te ha pasado? Siempre estabas tan feliz y saludable. ¿Un accidente de tráfico?” Mientras me imagina a toda velocidad por la autopista con mi descapotable, con la bufanda ondeando al viento, antes de chocar.
Dennis: “No, ni siquiera tengo coche, y no me gusta conducir. Es muy peligroso. Tuve una hemorragia en alguna parte de la espalda.” Y la dejaría rascándose la cabeza.

Si estuviera en América, la gente podría llegar a imaginarme como Dennis el gánster, paralizado por un disparo en una entrega de drogas que salió mal.  Llevaría mi bandana y los pantalones colgando enseñando el culo. También ellos estarían equivocados. Gracias a Dios, vivo en un lugar casi sin violencia armada.

Ahora de vuelta en la terapia de grupo. Me han dejado volver a entrar, tras darse cuenta de que el asesor no sufrió rotura de nariz, sólo una hemorragia. (Dónde he oído esto antes).

Asesor: “Hoy, grupo, me gustaría hablar sobre vuestra nueva vida “guay” en la silla.”
LME 1: “Bueno, como ya no puedo jugar al rugby, he empezado a practicar baloncesto.”
LME 2: “Ahora me dedico a las carreras de sillas de ruedas y llegaré a ser el número uno del mundo.”
LME 3: “Ahora he dejado de beber, y estoy estudiando para ser asesor y poder ayudar a otros a acostumbrarse a vivir en la silla.”
Asesor: “Dennis, cuéntanos cómo te estás adaptando.”
Dennis: Al principio me alegro porque ahora voy a poder explicar al grupo cómo la unidad puede traernos una cura. Cómo los estudios en animales nos han enseñado muy claramente que es posible regenerar la médula espinal. Yo, estoy trabajando con otras personas de todo el mundo, para lograr una cura para las LME.”
Asesor: “Venga, Dennis, no seas loco. No hay cura para las LME. Debes aceptar el hecho de que vives en la silla. Por qué no pruebas a pescar, ir a la montaña, o…”
Dennis: “Lo siento. Me alegro por todos, porque han encontrado su hueco. Mi objetivo ahora es dejar la silla.”
Asesor: “Si no aceptas lo que te depara la vida, nunca te adaptarás.”
Dennis: “No estoy realmente interesado en adaptarme a esta vida. Prefiero luchar por la curación. No sólo porque quiera una, sino porque es posible.”
Asesor: “Entonces, amigo mío, estás inadaptado y tienes un suspenso en el grupo.”
Dennis: “Me voy.”
Asesor: “Porque no puedes aceptar la realidad.”
Dennis: “No. Porque no quiero darte otro puñetazo en la cara. Estoy demasiado ocupado como para ir a prisión por golpear a un idiota.”

Pues hasta ayer, éste era el panorama. Pero ahora que me han dicho que nadie sabe qué me ocurrió, que ni siquiera tengo una de esas buenas cicatrices LME que tanto gustaban, que ni siquiera tengo lo que pensaba que tenía, no sé.  Primero tengo que averiguar si estas nuevas terapias con células, ayudarán también al tío de la silla al que nadie sabe qué le paso.

Pero os diré esto. ¡Lo averiguaré!
Y porque he hecho tantos amigos maravillosos en todo el mundo, a los que una cura les ayudaría sin duda, ¡sigo peleando! Verdaderamente, estoy bastante seguro de que esto me ayudará a mí  también, pero tengo que investigar un poco.

De vuelta al estudio, ¡y a la lucha!

P.D. Tras esta pequeña diatriba, me siento mucho mejor. Gracias por escuchar.

Translator: Pierre-joseph López Ardisana

Saturday, July 2, 2011

Es hora de un Proyecto Manhattan/Apollo que cure la parálisis

From 08 May 2011 StemCells&AtomBombs: Time for a Manhattan/Apollo Project to cure paralysis


¡La breve encuesta está al final! 
"Creo que esta nación debe comprometerse 
a lograr la meta, antes de que se 
termine esta década, de llevar al 
hombre a la Luna y regresarlo seguro 
a la Tierra. Ningún otro proyecto 
especial de esta era sera más impresionante 
para la humanidad, o más importante en la 
exploración a largo plazo del espacio; 
y ninguno será tan difícil ni costoso de lograr."
Presidente John F. Kennedy,
25 de mayo de 1961
He estado pensando en escribir esta entrada desde hace algún tiempo para conmemorar el 50º aniversario de la declaración de Kennedy de poner al hombre en la Luna en menos de diez años. Quería sacarlo el 25 de mayo, día en el que hizo la declaración, pero recientemente me plantearon una buena pregunta en uno de los foros a los que pertenezco, así que pensé que quería contestarla con este blog.

Básicamente la pregunta que me hicieron fue: “¿Cuándo vas a curar la parálisis?”

Es una buena pregunta porque pienso que podría lograrse entre cinco a diez años. No es que lo vaya a hacer yo solo, lo tenemos que hacer juntos.

John F. Kennedy declaró en 1961 que América llevaría un hombre a la Luna al final de la década, y para bien o para mal, el aterrizaje ocurrió en 1969.

Franklin Delano Roosevelt decidió construir una bomba atómica, y ese horror explotó en Hiroshima y Nagasaki después de unos pocos años.

¿Eran FDR o JFK centíficos? No, eran LÍDERES quienes DECLARARON lo que haría la ciencia. No se sentaron y estudiaron ciencias (y no digo que no deberíamos hacerlo), sino que lo convirtieron en una prioridad nacional y luego dejaron que los científicos lo hicieran una realidad. Tampoco estoy diciendo que no había ya ciencia en marcha para completar estas misiones, pero no hubieran ocurrido si un líder mundial influyente no hubiera puesto su poder detrás de los proyectos.

Juntaron a los científicos, les dieron sus plazos de entrega, pagaron el 100% del trabajo, y les dieron cualesquier recursos que necesitaron.

No financiaron a compañías privadas y universidades para que llevaran a cabo trabajos independientes para fines de lucro o gloria. Roosevelt se encargó del único científico, Eszilard, que discutió acerca de su patente, despidiéndolo y no permitiéndole regresar al equipo hasta que vendió la patente a un precio razonable. Estarías en lo correcto al pensar en Don Corleone con una pistola en la cabeza de un tipo demandando una respuesta a una "oferta que no puede rechazar".

Roosevelt no mandó a Oppenheimer a un tour mundial en una silla de ruedas a propulsion atómica para reunir fondos y crear conciencia. Kennedy no envió a los científicos del Proyecto Apollo en trajes espaciales a hacer bailecitos y cancioncillas para inversores ricos y donantes para reunir el dinero para la nave espacial Apollo. No. Roosevelt y Kennedy se preocuparon por el dinero y dejaron que los científicos hicieran su importante trabajo colaborativo y con una fecha límite en mente.

Por supuesto hubo negativistas e incluso algunos científicos que dijeron que estas cosas no se podían hacer, pero se hicieron, porque fueron declaradas.

En este momento de la historia estamos más adelantados en curar la parálisis de lo que tenían científicamente disponible tanto el proyecto Manhattan como el Apollo antes de ser lanzados.

Tenemos científicos destacados en el campo de la regeneración de la médula espinal que están muy claros en sus declaraciones de "no si sino cuando" en lo que respecta a una cura para la lesión en la médula espinal.

Por eso digo que podemos curar la parálisis y el cuándo está entre cinco a diez años de que la cura de la parálisis se haga una prioridad (inter)nacional.

La parte de la prioridad nacional depende de mí, de ti y de otros que quieren ver la parálisis curada.

No me importa cuál país lo hace primero. Debemos ser verdaderamente internacionalistas para resolver este problema.

Solo porque estoy interesado en lo que la gente piensa que está obstruyendo el camino a la cura de la parálisis causada por una lesión a la médula espinal, tengo esta breve encuesta que me gustaría que llenes.
*************************
Translator – Melissa González