Wednesday, January 18, 2012

Un clic para apoyar a Joe Kals y la marcha contra la parálisis


Clic para Enviar un mensaje de apoyo a Joe y a los principales periódicos alrededor del mundo para que sepan lo que está haciendo Joe Kals.

Únete a la página de Facebook "Walking on the moon with Joe Kals".


Mucha gente no conoce a Joe Kals, y yo tampoco lo conocía hasta que leí acerca de su caminata de 1325 km de norte a sur a través de Francia... aunque Joe no puede caminar. Ha sido un parapléjico por treinta años. Está realizando su travesía de 1325 km con aparatos ortopédicos y muletas.

Joe está recaudando fondos y creando conciencia acerca de aquello que muchos científicos ya creen posible, una cura para la parálisis, para que tú, yo y Joe podamos algún día caminar a través de la belleza de Francia sin aparatos ni muletas.

Ahora que te he contado QUÉ está haciendo Joe, déjame decirte lo que no está haciendo.

No está recaudando fondos ni creando conciencia para...
...un mundo más inclusivo para aquellos con LME.
...un mundo sin barreras para que podamos ir en nuestras sillas adonde queramos.

Todas cosas admirables, pero Joe está haciendo esto por UNA sola razón: "Para que los seres humanos puedan vivir la vida sin las consecuencias de la lesión de médula espinal."

Mira nuestro vídeo y envíalo a tus amigos, colegas y familiares para que sepan que la cura de la lesión de médula espinal ES posible.

Haz una donación para Joe visitando su página web en www.joekals.com. La página está en francés pero haz click en "faire un don" en la esquina superior izquierda. Todo el dinero que se recaude se donará a la organización francesa ALARME que está dedicada en un 100% a la cura de la lesión de médula espinal.


Translator – Melissa González

Sunday, January 15, 2012

A veces digo estupideces...pero no sobre una cura

From 05 January 2012 StemCells&AtomBombs: Sometimes I say stupid things...but not about cure



Hoy estoy teniendo uno de esos días muy buenos. Cuando hablo de un día muy bueno no quiero decir que pueda andar ni nada por el estilo. Para mí días buenos son aquellos en los que no padezco gran espasticidad, ni el ardor de la parestesia en la mitad inferior de mi cuerpo ni fuertes dolores que atraviesan mis caderas. Eso es lo que ha ocurrido hoy y ha sido entonces cuando he dicho algo realmente estúpido.

Dije: «Dios, si hicieras que todos los días fueran como éste sería feliz».

Pero, ¿sabéis qué? Era mentira y fue estúpido. Yo lo sé y Dios también lo sabe. Quiero todas las funciones de mi cuerpo de vuelta. La misma cura que muchos científicos creen posible y que estudios con animales muestran que es real.

Afrontémoslo. En cuanto me librara del dolor y la espasticidad, que puede lograrse con algunos medicamentos, querría mi vejiga, intestino y función sexual de vuelta; y tras estar cansado de orinar con normalidad querría caminar. Me gustaría caminar. Eso no es ser egoísta. No se trata de “no estar satisfecho”. Es naturaleza humana querer progresar, especialmente cuando la ciencia afirma que es posible.

Se nos menciona con frecuencia el gran progreso que se ha hecho en el mundo de la parálisis. Las personas con parálisis solían morir bastante pronto. El paralítico sufría constantes infecciones en la vejiga que acababan con su vida. Ahora esas cosas están controladas.

Pero, ¿cuantas personas sin parálisis son felices simplemente por no estar muertos (exceptuando a mi madre que me dice constantemente que esté feliz de estar vivo) o por no tener una infección en la vejiga?

Esos logros no son logros reales si estamos vivos pero básicamente se nos dice «cállate, siéntate y deja de esperar una cura». Sería como decir a las personas sin parálisis que solo se esfuercen por lo que ya tienen y nada más. La sociedad llegaría a su fin si todo el mundo tuviera esa actitud.

Me recuerdan a encuestas (stupidity #1, stupidity #2, the biggest stupidity) de tetrapléjicos y parapléjicos que presentan los opositores a una cura (sí, utilizo la palabra OPOSITORES) cada vez que decimos que queremos caminar.

Según las encuentras la mayoría de los parapléjicos tienen como prioridad recuperar la función sexual, del intestino y de la vejiga, en ese orden, NO caminar. Pero, ¿sabéis qué? Tan pronto como consiguiéramos eso querríamos caminar.

La encuesta afirma que para los tetrapléjicos totales la prioridad está en respirar con tubo, NO en la función de la mano. Pero os prometo que en cuanto puedan respirar por sí mismos no van a conformarse solo con eso. Querrán mover los dedos, orinar cuando lo deseen Y correr un maratón.

Éstos son ejemplos de lo “engreídos” que somos ;)

Si no tienes parálisis y estás leyendo esto, pregúntate a ti mismo: ¿eres feliz solo porque puedes respirar?

Estas encuestas/estos estudios llevados a cabo por fundaciones para los paralíticos, han DERROCHADO el dinero realizándolos y les están diciendo a los científicos y a nosotros que los paralíticos y las personas sin parálisis debemos conformarnos; pero ésa no es la naturaleza humana.

Las personas sin parálisis pueden caminar, así que, ¿por qué se han inventado cosas que nos permiten nadar como un pez o volar como los pájaros?

Las personas que no están ciegas pueden ver, así que ¿por qué se han inventado aparatos que nos permiten ver a millones de kilómetros en el espacio?

¿Sabéis qué?
A menudo se les dijo a los inventores que estaban locos y que sus inventos nunca funcionarían.

Y eso es lo que todas las fundaciones para personas con parálisis que nos dicen que estemos felices de no estar muertos nos lo está diciendo a mí y a ti: que una cura es imposible y que los que trabajan por una cura están locos.

Pero no es verdad y tengo a la ciencia de mi parte en este asunto; no soy solo yo quien lo dice.

Os dejo las palabras del Dr. Wise Young en una charla reciente en Nueva Zelanda.

El doctor Young es director fundador del W M Keck Center for Collaborative Neuroscience, catedrático en Rutgers, la Universidad Estatal de Nueva Jersey y está llevando a cabo estudios clínicos sobre la regeneración de la médula espinal.

«Se puede conseguir no solo antes de que termine una vida, sino en pocos años. Creo que podemos solucionar los problemas de una persona de tal forma que alguien que no la conozca no sepa que esa persona tiene una lesión de médula espinal. ¡Para mí eso es una cura!»