Tuesday, May 27, 2014

¿Prevenir complicaciones secundarias? ¡Curar la parálisis!

El otro día publiqué todos los problemas relacionados con la parálisis que he sufrido personalmente. En ese momento dije que podía ser el chico del póster de las «complicaciones secundarias de la parálisis».

Bien, pues, si lo fuera, el póster sería más o menos así.


Sí, es un póster tonto, pero hay mucha, mucha VERDAD en él.

Translator: Irene Corchado Resmella

Sunday, May 25, 2014

Supongo

Supongo que he regresado.

No es la afirmación más convincente que haya hecho, pero por ahora es lo único a lo que puedo comprometerme. 


He invertido mucha energía en este blog a lo largo de los años, especialmente en las campañas, y me niego a dejar que se desperdicie. 


Comencé este blog cuando estaba en un hospital de rehabilitación después de la segunda operación de un 
quiste aracnoideo en el lugar original de mi lesión. En total estuve en el hospital por un año la primera vez. 

Esto ha continuado desde entonces con una operación para la siringomielia y los subsiguientes tres meses de rehabilitación por los que pasé, y luego con una estadía en el hospital de casi cuatro meses por una úlcera por presión. Así que no quiero rendirme ahora. 

La úlcera por presión que ha empeorado mi dolor neuropático constante es lo que realmente me ha afectado. 

He tenido tantas complicaciones de la parálisis que a veces me siento como el “vivo ejemplo de las complicaciones”. Supongo que esta es una de las principales razones por las que he seguido escribiendo y haciendo campañas por la cura de la parálisis; sé por experiencia propia que una vida feliz en silla de ruedas no es posible para muchos de los que viven con parálisis. 


Está muy bien demostrar todo lo que podemos hacer incluso siendo paralíticos, pero el problema es que cuando le mostramos al mundo que somos iguales a todos los demás, no estamos siendo completamente honestos, y esta gran mentira hace que muchos piensen que una cura no es urgente. Pues sí lo es. 

Enfocarse en las hazañas sobrehumanas de aquellos que viven con parálisis de hecho perjudica la autoestima de aquellos que ni siquiera pueden alcanzar hitos humanos regulares a causa de complicaciones o por la naturaleza o nivel de su lesión. A aquellos de nosotros que no podemos vivir vidas normales y felices nos hacen pensar que el problema somos nosotros y no la parálisis. 


Hace unos cuantos años escribí una entrada en el blog llamada "Chupitosde tequila para investigar la cirrosis" y en esta entrada hay un enlace a un programa de CBC donde la gente está diciendo exactamente lo que yo estoy diciendo aquí. Véanlo y puede que cambie su idea acerca de en quién escogen enfocarse los medios de comunicación. 

Así que si quiero una cura de la parálisis porque sé que una vida despreocupada en la silla no es posible, supongo que tendré que seguir luchando por la cura. 


"Supongo" es todo lo que puedo prometer en este momento, pero si un montón de otros "supongos" se unen, estaremos más cerca de la cura. 


Translator: Melissa González